Parabán para bien

Aprenda a separar espacios con estos prácticos y versátiles mecanismos.

El biombo o parabán es el primer objeto que se nos viene cabeza cuando pensamos en separar espacios o crear divisiones en el mismo ambiente. Y no solo es la opción más conveniente porque nos ahorra el trabajo de levantar una pared o instalar un panel divisorio, sino que son ideales al momento de decorar con un elemento que hasta podría llegar a ser protagónico en un espacio.

De origen chino, estos objetos fueron creados para proteger del viento, pero fue Europa el que los llevó a la fama convirtiéndolos en el elemento decorativo y práctico que son actualmente. De tela, madera o papel, los biombos tienen múltiples funciones: pueden dividir la cocina del comedor o de la sala, crear un vestidor en el dormitorio o darle más privacidad a una oficina en casa.

Sin embargo, si los consideramos como objetos decorativos, nos daremos cuenta que, aparte de su función natural, podemos darle un nuevo ambiente a nuestra casa si hacemos uso de ellos con estos fines. “Lo que sí se debe tener en cuenta, es no ubicar un biombo tan sólo como decorado, sino que cumpla a la vez una función específica en la habitación”, comenta Juancho Pirela, decorador de interiores de O´Clima, y  para quien dividir un dormitorio en donde duermen dos hermanos puede “necesitar de un biombo que genere el espacio propio a cada uno de ellos, pero respetando en cada lado del biombo el gusto y tendencia particular de éstos”.

También, señala el especialista, se puede crear un espacio de oficina dentro de un espacio grande de su casa, para lo cual se puede disponer de un biombo apropiado y con las características de trabajo a realizar. “Asegúrese que vaya a tono con ambos ambientes que se han generado a partir de su instalación”, comenta Pirela.

ARMONÍA INTEGRAL

Su dormitorio puede contar con un detalle singular si es que coloca un biombo para crear un área de vestidor dentro de su habitación, pero recuerde que el mismo vaya a tono con el resto de la decoración.

PARA CADA GUSTO

Si tiene una sala amplia, puede crear una pequeña esquina especial con un biombo, convirtiendo ese espacio en una salita para conversar o recibir a los invitados. En todo caso, existe una gran variedad que va desde los clásicos biombos de hojas de madera, hasta los realizados con lamas que nos recuerdan a las contraventanas mallorquinas, pasando por los biombos de forja, los que llevan cortinas de tela o los de inspiración japonesa, hay un modelo para cada gusto y estilo.

NOTA: con un biombo puede ocultar áreas o crear un vestidor en el dormitorio

Horoscopo semanal