Inicio » Belleza » Belleza con girasoles

Belleza con girasoles

Las imponentes flores que miran al Sol no sólo sirven de florero, pues el aceite de sus semillas es rico en antioxidantes y, cosa curiosa, puede ser un eficaz astringente contra la piel grasa al combinarlo con vinagre

Los girasoles no se quedan cual floreros a la hora de beneficiar la salud y la lozanía de la piel, pues el aceite sin refinar, extraído de las pipas o semillas de la magnífica flor es muy rico en vitamina E y en ácidos grasos no saturados. Pero además, con esta sustancia se pueden preparar mezclas para controlar las pieles grasosas, por su poderoso efecto astringente al combinársele con vinagre común y agua.

La calidad de sus ácidos grasos (mono y poliinsaturados) junto a su riqueza en ácido linoleico, oleico y vitamina E ayuda a reducir el riesgo de sufrir problemas circulatorios, infartos y diferentes tipos de problemas cardiovasculares. Bondades que rebotan inevitablemente en una piel hidratada y en la radiante apariencia del bienestar.

Por sus propiedades emolientes, el aceite de girasol sin refinar es recomendado, además, para pieles secas y mustias. A continuación, algunas recetas caseras para que los girasoles no sólo embellezcan la decoración:

PIEL GRASA

Hierva media taza de agua en una cacerola, cuando llegue a ebullición, añada el   vinagre y el aceite de girasol, mezclando muy bien. Luego de la limpieza facial de rutina, aplique con algodón este astringente y enjuague con agua fresca.

El resultado: se reducirá el brillo de la piel al tiempo de refrescar el rostro.

PATAS DE GALLO

Llegan tarde, pero llegan, así que puede minimizarlas licuando una zanahoria grande con una cucharada de aceite de girasol sin refinar. Aplicar esta pasta alrededor de los ojos y dejarla durante unos 10 o 15 minutos. Enjuagar bien con agua fresca. Esto nutrirá la piel en esta zona, tan reveladora de la edad.

UN BUEN PEELING

Logrará hacer una cumplidora crema exfoliante si pasa media taza de semillas de girasol por la picadora y las guarda en un recipiente hermético. Cada quince días, mezcle una cucharada de estas semillas molidas con un poco de agua templada hasta que tenga consistencia. Aplicar por el cutis en movimientos circulares y suaves. Tras unos minutos, enjuague bien con agua fría.

NO EN EL SÚPER

Acá no hablamos del aceite que se consigue en el supermercado, pues éste es refinado. Debe buscar aceite de girasol sin refinar en las tiendas naturistas, que es donde lo expenden. Al comprarlo debe guardarlo en un lugar fresco y oscuro, para que no se oxide.

Horoscopo semanal