Inicio » Belleza » El cutis limpio es bello

El cutis limpio es bello

Una limpieza profunda profesional es imprescindible para mantener la piel sana.

Nuestro rostro permanece expuesto a la polución, los cambios del tiempo y otros agentes externos que alteran negativamente el cutis de muchas personas. Incluso, aunque no usemos maquillaje, es necesario limpiar la piel a diario con el fin de eliminar restos de crema, contaminación y grasa; de allí que se recomienda, según sea el tipo de piel, realizar una limpieza profunda y profesional cada tres meses.

Una limpieza profunda profesional más la hidratación facial son aliadas para mantener una piel sana y bella. Para comenzar, se retiran las impurezas y maquillaje con una leche limpiadora, seguido de una exfoliación con un cepillo, lo que sirve para remover las células muertas y estimular la circulación sanguínea, oxigenando las células de la piel del rostro.

Luego se dilatan los poros y se oxigena la piel con vapor de ozono, facilitando así la extracción de comedones (puntos negros), se aplica alta frecuencia para aliviar y calmar la piel, lo que posee acción bactericida y germicida y actúa sobre las toxinas y microbios que originan los comedones. Seguidamente, se tonifica con el pulverizador y se estimula la piel, cerrando los poros.

Para culminar, se coloca una mascarilla según el tipo de piel con el objeto de nutrir el rostro, y se realiza la hidratación con micro galvánica facial, finalizando el tratamiento con un masaje facial. El tiempo de realización para la limpieza más hidratación profunda es de 1 hora y 30 minutos.

EN LA NOCHE

La rutina diaria de limpiar e hidratar el rostro debe aplicarse con rigurosidad si se desea tener un cutis sano, brillante, fuerte, radiante y firme. Cada noche debemos cumplir con la disciplina de despojar el cutis de los restos de maquillaje y de las impurezas recogidas durante el día. Este debe ser un hábito diario de higiene desde temprana edad, incluso para aquellas personas que no utilizan maquillaje.

NOTA: se recomienda una limpieza profunda cada tres meses.

Horoscopo semanal