Inicio » El Laberinto del Comensal » Ensalada de lechugas con queso cubierto de ajonjolí

Ensalada de lechugas con queso cubierto de ajonjolí

Esta receta de ensalada de lechugas además de exquisita y fresca tiene un alto contenido en fibra, por lo que le darás un gusto al cuerpo y paladar.

Ingredientes

2 pétalos de queso tentación

2 tazas de semillas de ajonjolí sin tostar (blancas)

1 1/2 taza de harina de trigo

1/2 taza de agua

1 cucharadita de sal

1/8 de cucharadita de pimienta negra

Aceite para freír

Papel absorbente

1 lechuga americana pequeña

1 lechuga romana pequeña

Para el aderezo de la ensalada

1 cucharada de mostaza

5 cucharadas de miel

1/2 cucharadita de sal

1/8 de pimienta negra (opcional)

5 gotas de picante (opcional)

5 cucharadas de vinagre balsámico o de alguna fruta, manzana, mora etc.

1/2 taza de aceite de aceite

3 cubitos de hielo

Preparación

De cada pétalo de queso se sacan 3 pedazos, en total serán 6 pedazos. En un envase o bol mezclar el agua potable, la harina de trigo, la sal y la pimienta; unir bien con la ayuda de un batidor de mano hasta formar un engrudo sin grumos. Luego verter las semillas de ajonjolí en un bol o envase limpio.

Pasar cada trozo de queso por el engrudo de harina hasta que quede bien cubierto y luego pasarlos por las semillas de ajonjolí hasta que el queso quede todo cubierto de semillas. Disponerlos en una bandeja en un lugar fresco, hasta que sequen bien.

Aparte, lavar una a una las hojas de lechuga y escurrirlas, luego cortarlas y ponerlas en una ensaladera, que reservarás en la nevera hasta el momento de servir.

Preparación del aderezo

En otro envase mezclamos los ingredientes del aderezo de la ensalada con un batidor de mano en el siguiente orden: mostaza, sal, pimienta, picante, miel, vinagre, aceite, cubitos de hielo. Revolver enérgicamente hasta mezclar todo y reservar en la nevera hasta el momento de servir. Al momento de servir la ensalada distribuimos las lechugas en los 6 platos.

Calentamos aceite en una sartén o calderero y freímos los quesos cubiertos con ajonjolí hasta que doren. Los ponemos sobre papel absorbente para luego colocarlos sobre cada plato de lechugas. Agregar el aderezo y poner el queso arriba, que podemos bañar con otro poquito de miel. ¡Y buen provecho!

Horoscopo semanal