Inicio » Espectáculo » #Oscar2018 Mejor actriz de reparto: “I, Tonya

#Oscar2018 Mejor actriz de reparto: “I, Tonya

Allison Janney ganó el Óscar como Mejor actriz de reparto gracias a su interpretación como la madre de Tonya Harding en esta película biográfica.

A veces somos diferentes de lo que aparentamos ser, en ocasiones la imagen que tiene la gente de nosotros no se asemeja a la realidad, no muestra lo que verdaderamente hay en nuestro interior. Si luces como la villana serás la villana y si pareces culpable lo eres. A la mayoría le gusta etiquetar a los otros, determinar quienes son “los malos” y quienes “los buenos” olvidando una verdad universal: muy pocas situaciones en la vida son blancas o negras, la mayoría de las veces hay matices.

Precisamente de los matices de una historia real va “I,Tonya” la biografía sobre la patinadora olímpica Tonya Harding, quien en los años noventa se vio envuelta en un escandalo por la agresión que sufrió su compañera Nancy Kerrigan.

La película dirigida por  Craig Gillespie fue filmada bajo la estructura de falso documental,  recoge los testimonios de Tonya (Margot Robbie), su madre (interpretada por Allison Janney, quien se ganó el Óscar como Mejor actriz de reparto por este rol)  y  su ex esposo Jeff Gillooly (Sebastian Stan). Básicamente la narración permite conocer los hechos desde diversas perspectivas que incluso se contradicen entre sí, lo que permite que como espectador puedas hacerte tu propio criterio.

La cinta no pretende exonerar a Tonya Harding de las equivocaciones que cometió en su juventud, sin embargo, si explica parcelas de su vida, como la infancia, que fueron determinantes para definirla como persona.

La infancia tiene una gran influencia en la vida de cada persona, el 90% de lo que somos lo aprendemos en ese período en que descubrimos el mundo. No obstante, haber tenido una niñez difícil no es una excusa (o no puede serlo) para encubrir nuestras equivocaciones. Tomando en cuenta  este punto, el discurso de la película es lo suficientemente inteligente como para hacer un relato que si bien explica con detalle la vida de abusos que desde la niñez vivió Tonya Harding, también revela  la responsabilidad que siempre tuvo sobre sus desiciones.

Margot Robbie es una Tonya que genera empatia, a la que puedes comprender sin dejarte llevar por los estereotipos que definieron la imagen de la real. También puedes juzgarla y disgustarte con ella en varios momentos de la película, que es en su mayoría, la historia de como el talento no es suficiente para llevar una vida armónica.

Aunque se narra  el incidente con Nancy Kerrigan, la atención está enfocada en mostrar  detalladamente como la vida de quien pudo haber tenido una carrera impecable se torció.

El rol de la madre de Tonya, por el que Allison Janney se llevo un premio de la Academia, está interpretado con una precisión que permite destacar todos los elementos de una relación tóxica y perversa.

Finalmente, lo que veremos en el filme podría resumirse del siguiente modo:   vivir es más difícil que hacer un Triple Axel en la pista de hielo, es mucho más complejo lidiar con los demonios personales.

 

Luisa Ugueto L.

@luisauguetol

Horoscopo semanal