Inicio » Firmas » Transgénero y fantástica

Transgénero y fantástica

Sigue el camino de reconocimientos para la cinta chilena Una mujer fantástica, dirigida por Sebastián Lelio. Acaba de ganar el premio Goya, otorgado por la Academia de Cine de España, en el rubro de mejor película iberoamericana, además de haber sido nominada al Oscar en la categoría de mejor filme de habla no inglesa, donde se medirá con El insulto (Líbano), En cuerpo y alma (Hungría), The Square (Suecia) y Loveless (Rusia).

La película cuenta la discriminación que sufre Marina, una mujer transexual, tras el fallecimiento de su pareja, Orlando, un hombre de clase alta cuya familia no aceptaba su relación. El relato la muestra enfrentando la furia de todos ellos, que se avergüenzan de que se haya enamorado de una transexual, revelando los prejuicios que invaden a diario a esta comunidad en Chile y en el mundo.

Uno de los grandes aciertos de esta producción fue haber elegido a Daniela Vega, una actriz transgénero, como protagonista de la historia. Inicialmente era una asesora de Lelio durante la preparación del filme, pero el director se dio cuenta de que tenía que ser ella la actriz que encarnara a Marina.

El recorrido internacional de Una mujer fantástica partió con buen pie en el Festival de Berlín, donde se adjudicó el Oso de Plata al mejor guión, además de ser premiada con el Teddy Awards, del mismo certamen, reconocimiento que tiene como objetivo destacar aquellos largometrajes con temáticas de diversidad sexual (LGBT).

También consiguió quedar nominada como mejor película extranjera en los Globos de Oro, y si bien no ganó, se hizo notar en la primera gran premiación de la temporada. Igual suerte tuvo en los Critics Choice Awards en la misma categoría, a la vez que hace dos semanas resultó galardonada en los premios españoles Forqué, del gremio de productores, como la mejor película latinoamericana en España.

Cabe recordar que en 2013 Chile obtuvo su primera nominación al Oscar como película extranjera con No, de Pablo Larraín, con la historia de cómo se gestó la campaña electoral destinada a derrotar al régimen de Augusto Pinochet en el plebiscito de 1988. Pero sería en 2016 cuando se haría de la preciada estatuilla, al ganar en la categoría de cortometraje animado, con Historia de un oso, de Gabriel Osorio.

La cinta de Sebastián Lelio es la producción latinoamericana de 2017 más celebrada globalmente, lo cual es un indicativo de que el cine chileno goza de mejor salud que nunca.

Aquilino José Mata

Horoscopo semanal