Publicidad

izquierda

lunes, 26 de junio de 2017

Regístrate | Iniciar sesión

Sombra
facebook dominical Twitter dominical Youtube dominical Instagram de Revista Dominical

  Buscador

Sombra 1

Actualidad

Donde viven los juguetes

Más 3 000 piezas conforman la actual colección que el artesano y juguetero Mario Calderón ha estructurado desde finales de los 80 hasta ahora, y que está disponible al público en el Museo Casa del Juguete, en Mérida


Fecha: 16-08-2015

Etiquetas: “Casa de los juguetes”, “Mario Calderón”, “Museo del juguete”, BOD, Colección, Coleccionista, Mérida


Donde viven los juguetes
“Cada uno de estos juguetes tiene una historia particular” (Créditos: Casa del Juguete)

Por: Annie Suárez – absuarez@grupo-un.com

 



“¿Mi juguete más preciado? El que busco en un momento determinado, ese que sé que existe, que quiero y que aún no tengo entre mis manos. También, ese que imagino y que aún no he terminado de fabricar”. Con estas ideas en mente, el artesano juguetero venezolano Mario Calderón ha ido estructurando una colección desde finales de la década de los 80, que actualmente cuenta con unas 3.000 piezas fabricadas desde el siglo XIX hasta el presente, en distintas latitudes del mundo, a partir de materiales diversos y mecanismos ingeniosos.

Cuando aún era estudiante de Medicina, Mario Calderón conoció a su compañera de clases Pilar Cabrera, quien accionaría el botón para que este hombre imaginativo con alma de niño dejara de lado la idea de ser un profesional de la salud para convertirse en maestro artesano juguetero. En compañía de Cabrera comienza la búsqueda de objetos lúdicos de colección y también la realización de piezas en madera, en 1988. “Entre los grandes afectos que he tenido a lo largo de mi vida estuvo Pilar, la persona que vio en mí al hacedor de juguetes que yo era y me instó a su fabricación”, comenta.

En 1990, Calderón funda, junto a Xiomara Rojas, el Taller de Juguetes del Pilar en Mérida, su propia fábrica de juguetes, como homenaje póstumo a aquella dama, lamentablemente fallecida en un accidente de tránsito. Cuatro años más tarde, el maestro juguetero inauguró, con el apoyo de Tifanny Adams, la tienda-galería La Casa del Juguete en la misma ciudad. Hoy, El Museo Casa del Juguete, ubicada Mérida, es la sede en la que el público puede apreciar este singular muestrario que cautiva a grandes y chicos.

 

Primeras adquisiciones

Entre las primeras piezas de la colección, creadas en su taller, están sus series llamadas Tradiciones venezolanas y Submarino amarillo, esta última en honor a The Beatles. Le siguen otras que Calderón bautizó como Circo, Juguetes y, la de fecha más reciente, dedicada al Bicentenario de la Independencia de Venezuela.

A partir del 2000, cuando tiene la posibilidad de viajar al exterior, Calderón hace contacto con otros coleccionistas y comienza a compilar juguetes de manera sistemática con la adquisición de piezas fechadas entre el siglo XIX y principios del siglo XX, originarias de España, Alemania, Estados Unidos, Japón, Inglaterra, Suiza, Argentina, Uruguay y Venezuela.

Las piezas que conforman La Colección Mario Calderón han sido adquiridas por el maestro artesano en subastas, en tiendas especializadas en otros países, a través de donaciones y como regalos personales. “Cada uno de estos juguetes tiene una historia particular”, señala Calderón, quien recuerda vívidamente la manera en que llegó a él cada uno de sus llamados “preciados tesoros”. Se trata de narraciones a las que el coleccionista les imprime un tono y una emoción cándida, que siempre resultan tan genuinos y agradables.

De acuerdo al artesano, es mucho más que la idea de poseer un objeto con cierto valor material lo que le hace querer conservar las piezas que ha ido coleccionando. Es más bien un especial afecto que ha sentido por estos objetos lúdicos desde siempre. Por ejemplo, cuando Calderón dejó Caracas para estudiar su carrera de Medicina en Mérida, llevó consigo sus juguetes por una especial razón. “Los metí en mi maleta, porque conocían mi niñez, crecí con ellos y me recordaban lo más bonito de mi vida”, argumenta.

 

Nostalgia y admiración

“Desde el día en que decidí dedicarme a esto, supe que tenía que crear un espacio donde el juguete fuese contemplado. Un sitio en el que la gente pudiera ver estos objetos como algo más que un elemento para entretener a un niño. Como no tenía otro lugar, pensé en hacerlo en mi casa, en Mérida, y con este fin empecé a desocupar los pasillos, a quitar cuadros y esos espacios han sido literalmente tomados”, explica Calderón.

Recorrer la Colección de Mario Calderón en el Museo del Juguete es para los adultos la oportunidad de reencontrarse con el infante que fueron, gracias a la nostalgia que se percibe en ese lugar y a la inevitable evocación de ese preciado juguete que tuvieron, que perdieron o que desearon tener; mientras que para los niños, es la ocasión justa de apreciar estas piezas, más que como objetos lúdicos y cotidianos, como representaciones artísticas con historia y sentimentalmente valoradas.

 

+info
Museo Casa del Juguete
Dirección: Plaza de Milla Calle 13 Entre Av. 3 y 4 No. 3-81, Mérida, Venezuela

Teléfono: 0274-252.90.27

www.mariocalderon.com

Facebook: Juguetes del Pilar por Mario Calderón

 

Juguetes_RecuadroJuguetes_WEB

De todo el planeta

La colección de Mario Calderón contempla juguetes que datan desde 1890 hasta la actualidad. Por ejemplo, en el catálogo existen unas muñecas de porcelana y un triciclo, fabricados a finales de siglo XIX, unas de las piezas más antiguas de la colección que resulta interesante evaluar. También, la mayoría de los juguetes exhibidos han sido fabricados en distintas partes del mundo y se perciben las variaciones en cuanto a características como el diseño, al comparar los juguetes de acuerdo a su procedencia. Algunos han sido elaborados en celuloide, plomo, lata, papel, entre otros materiales que precedieron al plástico, que se hizo presente en la década de los 50. Muchas de estas piezas poseen mecanismos tan ingeniosos como mágicos, entre ellos, el imán, la cuerda y la pila.

Fundación Casa del Juguete

Después de crear su colección y de establecerla en el Museo Casa del Juguete, en Mérida, Mario Calderón dio vida a la Fundación Casa del Juguete en esa misma ciudad, en 2006. Este organismo ha contado con un gran apoyo de allegados, amigos e instituciones. En esa fundación se fabrican juguetes artesanales con el esmero, creatividad y calidad que Calderón ha inspirado, pero además se restauran, conservan, registran, catalogan y exhiben los juguetes adquiridos con fines museológicos y patrimoniales. La Fundación Casa del Juguete se mantiene en plena actividad, al igual que el taller de fabricación de juguetes, gracias al empuje y la dedicación de Calderón y su hija, Anaclara Calderón, así como de las personas que trabajan junto a ellos: Moraima González, Jonathan Rojas, Bertha Rojas, Jesús Peluche Altuve, Margarita Parra y Omar Cerrada. No obstante, la creación de esta organización no es el eslabón final de la escalera ascendente de objetivos por lograr de Mario Calderón. “En este momento anhelo poder crear el museo nacional del juguete, porque no tenemos uno en el país”, manifiesta con un gesto risueño este inquieto artesano juguetero.

Además de haber sido parte de una larga lista de exposiciones individuales y colectivas en la que especialistas en la materia y el público en general han apreciado su trabajo como artesano juguetero y como coleccionista, en 2014 Mario Calderón recibió el Premio Excelencia UNESCO para la Artesanía-Región Andina por su pieza Diablos danzantes de Yare. A la vez, el año pasado la gestión y resultados de su trabajo en el campo artesanal fueron declarados Patrimonio Cultural de la Nación por el Instituto del Patrimonio Cultural, Ministerio del Poder Popular para la Cultura, Caracas, Venezuela. Sumado a eso, recibió el Premio Reconocimiento de Excelencia Unesco para la Artesanía-Región Andina, Quito, Ecuador.


Juguetes_RecuadroJuguetes-2_WEB



Notas Relacionadas


Publicidad


Publicidad



Especiales

Al Fogón con Dominical.
Al Fogón con Dominical.

Al Fogón con Dominical.

Premios Óscar 2016
Premios Óscar 2016

Premios Óscar 2016

 
 


Ver más