izquierda

martes, 16 de septiembre de 2014

Regístrate | Iniciar sesión

Sombra
Icono Home Agregar a favoritos facebook dominical Twitter dominical Youtube dominical Flickr Dominical Instagram de Revista Dominical

  Buscador

Sombra 1

Actualidad

Monsters: de regreso a la Universidad

¿Quiénes son los personajes?, es una pregunta que el equipo de Monsters, Inc. siempre tuvo clara. ¿Cómo eran esos personajes hace unos años?, es la tarea debieron resolver para la precuela

Por: Paula Ortiz Vidal portiz@cadena-capriles.com

 


Monsters: de regreso a la Universidad
La precuela de Monsters, Inc. se espera para 2013 (Créditos: Cortesía de Disney)

            Las historias se escriben y re-escriben muchas veces. En Pixar “la historia es el rey”, pero lo mismo ocurre con los personajes. Cambian y cambian hasta que llegan a verse como lo que realmente son. Para que se hagan una idea, en la primera película de Monsters, Inc., Bo, esa pequeña niña que no le tenía miedo a los monstruos se llamaría Mary, y el grande y peludo Sully se llamaría Barrymore. Y esto no es todo, hubo decenas de bocetos antes de que estos personajes se definieran como hoy los conocemos.

Cuando estuvimos en la D23 de Disney, el director y el productor de Monsters University nos contaron cómo fue el proceso de "rejuvenecimiento" de los dos monstruos más tiernos de todo Disney.





            En Monsters University, Mike y Sully, a sus 18 años, están rodeados de todo aquello que se suele ver en las películas de universitarios: los rebeldes, los del equipo de fútbol, los góticos, los nerds, las porristas, los típicos profesores. Era hora de re-conocer a estos personajes en su juventud e inmadurez para re-construirlos. Hora de diseñar “de adentro hacia afuera”, como dice Ricky Nierva, el Productor de diseño: qué comían, cuáles eran sus hobbies, quiénes eran sus amigos.

El desafío Mike

¿Cómo lograr que una pelota con ojo se vea de 18 años?, fue la pregunta más compleja –y graciosa- que Bob Peterson (Supervisor de la historia) y Dan Scanlon (Director). Entonces vinieron los primeros clichés, como cambiarle el estilo del cabello, ponerle acné, vestirlo con ropa juvenil y dejarle la ortodoncia



Las proporciones de Mike cambiaron. Su joven ojo ahora es más pequeño y, si se detalla bien, los vasos sanguíneos que antes habían aparecido por la edad, en la Universidad desaparecen, al igual que la bolsa bajo su ojo. Su uñas son más claras, su cuerpo más sólido y su piel más brillante y tersa. “Todos son pequeños detalles”, señala Peterson, pero que en conjunto hacen notar una diferencia. 



Sully adolescente

El peludo también pasó por transformaciones de ropa y cabello.




Pero la juventud no podía recaer solo en algo tan superficial, así que además de otros detallitos, como su delgadez, noten cómo el joven Sully ahora se ve mucho más tímido e inseguro



-          Su piel es más suave y esponjosa

-          Su postura por supuesto mejoró: sigue encorvado pero como no ha sufrido las secuelas del tiempo, no tiene una joroba como en la primera película.

-          Y al igual que Mike, las bolsas de sus ojos no están tan marcadas.


-          Sus uñas son más marrones, lisas y brillante, y sus cachitos son más blancos.



Notas Relacionadas




comments powered by Disqus

 

Debido a la sensibilidad de este tema y por respeto a todos nuestros usuarios decidimos suprimir el módulo de comentarios. Agradecemos su comprensión.


Publicidad


Juaga Toma tu Tomate

Publicidad