Publicidad

izquierda

jueves, 19 de octubre de 2017

Regístrate | Iniciar sesión

Sombra
facebook dominical Twitter dominical Youtube dominical Instagram de Revista Dominical

  Buscador

Sombra 1

Actualidad

Sin incendiar los cabellos

Son muchos los elementos que afectan la estética y la salud del cabello, el viento, el frío, el sol, los tintes agresivos y los champús inadecuados, son alguno de ellos, pero sin duda el calor excesivo al momento de secar, planchar o rizar son armas letales para su salud


Fecha: 01-10-2017

Etiquetas:


Sin incendiar los cabellos
(Créditos: )

Por: Carmen Martín

 



 

Con su particular lenguaje, el cabello es un elemento diferenciador que se encarga de dar estilo personal a cada individuo. Su estructura y ciclo vital propician que se pueda cortar y modelar a capricho y así poder cambiar de aspecto físico; sin embargo, la cosa se complica cuando actúan agentes externos como los rayos ultravioletas, el estrés, el tabaquismo, las alteraciones hormonales, la falta de vitamina, el exceso de químicos y el abuso de fuentes de calor.

El calor que proceden de herramientas tan útiles como el secador, la plancha, las tenacillas y los rizadores, facilitan la vida y sirven para secar, alisar, rizar o marcar ondas al agua en el cabello, pero que mal empleadas y utilizadas a cada momento, pueden romper la fibra capilar, además de desvanecer su brillo y elasticidad.

 “El uso prolongado de secadores y fuentes de calor daña el cabello, lo reseca y lo vuelve más quebradizo”, explica el estilista capilar Michel Meyer, que recomienda, siempre que se pueda, “con la ayuda de una toalla de algodón retirar la humedad del pelo con un suave masaje y dejarlo secar al aire libre”.

 

PROTECCIÓN

El brillo, la grasa, la caspa, las canas y la caída del cabello también son parte de los problemas que más preocupan a hombres y mujeres cuando tratan este tema, pese a los cada vez más sofisticados medios para mantener la lozanía del cabello, lavarlo, acondicionarlo y darle forma son los principios básicos del cuidado capilar. Durante el lavado se arrastra la suciedad y se aportan agentes que mejoran el estado del pelo; a su vez, el acondicionador protege la cutícula y aporta brillo y resistencia, mientras peinarlo y darle forma con productos de fijación garantiza la belleza del cabello.

Conseguir que el pelo brille es tarea fácil y sencilla. Simplemente se debe de aplicar un acondicionador o crema suavizante después del lavado y tras unos minutos aclarar el cabello con agua fría. De este modo, el pelo permanecerá brillante y sedoso. Por ejemplo, las mascarillas fortalecedoras proporcionan en pocos minutos la nutrición y el brillo que el cabello requiere.

Aunque la anarquía es el denominador común en lo que al cabello se refiere, la moda de lucir melenas largas extra lisas ha fomentado el uso, e incluso el abuso, de planchas, herramienta que con el simple desplazamiento de las placas sobre el cabello lo deja planchado. “Sobre el cabello fino se debe de pasar con rapidez, mientras que sobre gruesos y rizados se hará más lentamente, pero sin detenerse, ya que puede romper el cemento intercelular de la fibra capilar”, explica la esteticista Charo Palomo.

Melena bella y saludable
 
- Entre los primeros consejos es conveniente llevar un buen corte de cabello para que las puntas estén cerradas y sean menos permeables a las agresiones.  
-. No abusar de moldeados, permanentes y decolorados ya que debilitan el cabello y se estropeará más con el sol.
- Aumentar la frecuencia de uso de mascarillas y serums y aclarar muy bien el pelo con agua dulce tras la playa o piscina.
- Si planea teñirse, recuerde que lo que está haciendo es agregarle químicos al cabello lo cual  hace que se debilite y que quede más vulnerable al sol, el agua y la humedad. Es por esto que hay que planear la coloración aproximadamente tres semanas antes de su viaje así le da tiempo a su cabello de lograr su equilibrio natural y sea más resistente al daño.
- Utilizar productos especiales con protector solar para evitar que el cabello teñido se decolore, cambie de color, o que las mechas se pongan verdosas.

 

Un baño de color

No sólo la edad pinta canas en el cabello, los disgustos y una situación de tensión continúa pueden teñir el pelo de blanco, ya que se produce más ácido láctico de lo habitual. El prestigioso peluquero Michel Meyer señala: “Las primeras canas tanto en los hombres como en las mujeres son muy atractivas. El mercado ofrece infinidad de colores para tintar los cabellos blancos, pero no soy partidario de aplicar color sobre los cabellos masculinos. Para cubrir las canas femeninas un simple baño de color o unas ligeras mechas devuelven la belleza del cabello y ayudan a restar algunos años”.

Conseguir que el pelo brille es tarea fácil y sencilla. Simplemente se debe de aplicar un acondicionador o crema suavizante después del lavado y tras unos minutos aclarar el cabello con agua fría. De este modo, el pelo permanecerá brillante y sedoso. Por ejemplo, las mascarillas fortalecedoras proporcionan en pocos minutos la nutrición y el brillo que el cabello requiere.

 Sin abusar

El alisado con temperaturas superiores a doscientos grados daña la estructura del cabello de manera irreversible, resultando saludable aplicar un protector térmico y utilizar planchas para cabellos en seco, ya que sellan la cutícula y otorgan mayor brillo. Con el abuso del secador solo se consigue castigar y dañar el cabello. El calor lo torna frágil y quebradizo, además de escamar su cutícula y abrir las puntas. Es importante invertir un poco más de dinero y apostar por un modelo que permita regular la temperatura y así vigilar la salud del cabello sin achicharrarlo.

 Lavar no es mojar

Un lavado efectivo es el primer paso para un pelo saludable, Limpieza, es el primer propósito al momento de lavarte el cabello, humectar y fortalecer son también verbos a conjugar al momento de someter tu cabello a la ducha y productos destinados para su pulcritud. Debes saber que si lavas el cabello más de la cuenta o si usas demasiado champú puedes resecarlo, así como si cuando lo secas lo estrujas lo estarás dañando o quebrándolo.

Para un buen lavado:

1- Procura cepillarte el cabello antes de comenzar a lavarlo, con esto se ayuda a eliminar sucio y restos de piel muerta. Además evitaras enredar el pelo.

2- Trata de mojar tu pelo con suficiente agua.

3- No uses demasiado champú, solamente una pequeña cantidad, colócala en la palma de tu mano y procede a aplicarlo usando las yemas de tus dedos y dando un suave masaje.

4- Procura utilizar las yemas de los dedos y no las uñas. Comienza masajeando la raíz del cabello y poco a poco ve extendiendo por todo el pelo. Las raíces necesitan más limpieza que las puntas porque están más sucias.

5- Mójalo con agua sin estrujarlo hasta eliminar por completo la espuma, el agua caliente reseca el cabello y le quita brillo. El agua caliente abre las cutículas del pelo, el agua fría o al tiempo las cierra dejando el pelo más sedoso y brillante.

6- Repite el lavado para que quede perfectamente limpio si crees que lo necesitas. Pero no lo hagas como rutina, no hay necesidad.

7-Si necesitas acondicionador procede a utilizarlo. El pelo graso a veces puede no necesitarlo. Si tienes el pelo fino usa un acondicionador para tu tipo de pelo porque algunos acondicionadores pueden hacer que el pelo se aplaste.

8- Seca tu pelo con una toalla pero no lo estrujes solamente apriétalo. Antes de cepillarlo usa un peine de dientes abiertos o los dedos. De preferencia seca de forma natural no con secadora. El calor daña el pelo

9- No te dejes la toalla enrollada en la cabeza después de lavarlo porque el pelo no queda bien.

10- Si tu pelo está dañado, usa acondicionadores profundos o mascarillas. 

Tupidos tips

 - Por cada tipo de pelo hay un tipo de champú. Prefiere el más recomendable para tu tipo. Pero si tu pelo es graso no necesariamente necesitas champú para pelo graso puedes usar para normal si te lavas el pelo con frecuencia.

- Usa la cantidad adecuada no se gana nada usando cantidades más grandes. No es necesario poner tanto químico en el pelo porque se puede dañar.

- La tendencia es usar champú sin sulfatos. Los sulfatos son los detergentes que producen la espuma. Se han usado desde la segunda guerra mundial pero se cree que podrían estar ligados a problemas de salud.

- En el último enjuague del pelo puedes agregar gotas de vinagre o limón para darle más brillo.

 Fuerza y volumen

 Si deseas conseguir fuerza, vigor y volumen, el cabello se debe de lavar con un champú suave y neutro, rico en agentes energizantes. A continuación, se debe de secar con una toalla y aplicar un tratamiento de proteínas por raíces, medios y puntas. Para potenciar el volumen del cabello, se peina ahuecando la raíz y se deja actuar bajo el secador. Pasados de diez a veinte minutos, se envuelve el cabello con una toalla caliente, mientras se realiza un masaje relajante en la espalda, cuello y cervicales. Acto seguido, se lava el cabello con un champú rico en zumo de hoja de aloe y aminoácidos, estos componentes aportan flexibilidad y fortaleza al cabello.

 

Pelo protegido

 

El enjuague del cabello es muy importante. Hay que dar tiempo al agua para que arrastre todos los restos de champú; tras enjuagarlo una primera vez, habrá que repetir la operación del champú, es decir, lavarse dos veces con este producto antes de aplicar el enjuague. Luego, aplicar el acondicionador o crema enjuague solo en las puntas y a lo largo del cabello, no sobre las raíces. Masajear un poco, dejar actuar y volver a aclarar hasta que el agua salga completamente limpia. El secado del cabello debe realizarse con una toalla pero sin estrujar demasiado, el cabello húmedo se vuelve muy frágil. Lo ideal sería dejarlo secar en forma natural y sin secadores.

 El calor, por sí solo, tiene capacidad para moldear el pelo a capricho, pero si se utilizan productos termoactivos balsámicos el resultado será óptimo.

 Para un cabello brillante se precisar lavarlo con un champú suave neutro y rico en aceites orgánicos



Notas Relacionadas

    - Aùn no hay contenido relacionado a esta nota.

Publicidad


Publicidad



Especiales

Al Fogón con Dominical.
Al Fogón con Dominical.

Al Fogón con Dominical.

Premios Óscar 2016
Premios Óscar 2016

Premios Óscar 2016

 
 


Ver más