izquierda

lunes, 22 de diciembre de 2014

Regístrate | Iniciar sesión

Sombra
Icono Home Agregar a favoritos facebook dominical Twitter dominical Youtube dominical Flickr Dominical Instagram de Revista Dominical

  Buscador

Sombra 1

Firmas



"Por estas calles" nos sigue retratando

Aunque Gardel cantaba aquello de que “veinte años no es nada”, para algunos es mucha el agua que corre durante ese tiempo

Por: Marlene Castillo

 


"Por estas calles" nos sigue retratando
Ibsen Martínez es el autor de "Por estas calles" (Créditos: Archivo)

Si nos remitimos a la televisión, desde 1992 hasta la fecha ha sufrido cambios, ha tenido más frenazos que adelantos y la crisis la ha tocado de manera significativa. Hace dos décadas, la pequeña pantalla revolucionó con un seriado que era como el “periódico del día” de la realidad venezolana. Hablamos de “Por estas calles”, estrenada el 25 de junio de 1992, en el horario estelar de las 9 de la noche por Rctv. Estuvo algo más de dos años al aire, convirtiéndose así en la telenovela más larga, comentada y controvertida de la historia de nuestra televisión. Escrita por Ibsen Martínez, constituyó no sólo un contundente fenómeno de audiencia, sino que también su emisión tuvo varias aristas, que trataremos de desglosar, pues se trata de un hito cultural.

Estelarizada por Marialejandra Martín, Aroldo Betancourt, Gledys Ibarra, Franklin Virgüez, Carlos Villamizar, Roberto Lamarca y Carlota Sosa, entre otros actores de primera línea, “Por estas calles” no sólo estuvo signada por el éxito para Rctv y sus intérpretes, sino que también fue más allá de las reseñas en las páginas de espectáculos, para pasar a otros ámbitos, que abarcaron sociólogos, políticos y expertos en comunicación. Nadie permaneció indiferente ante el impacto sociopolítico que tuvo esta telenovela. Tanto, que para muchos fue el verdadero detonante que propició la caída del para entonces Presidente Carlos Andrés Pérez, así como del bipartidismo que imperaba en nuestro país desde hacía varias décadas, para dar paso, más temprano que tarde, a la fuerza política, beligerante y militarista, que hoy gobierna a Venezuela. Visto desde esta óptica, constituyó una verdadera espada de Damocles para la planta televisiva que la emitió, que hoy día ya no tiene su señal abierta, ni tampoco en cable, por obra y gracia del régimen actual.  

Muchas cosas pasaron con esta novela, que retrató en horario estelar la realidad de nuestro país y que fue un hervidero de denuncias. Tras la renuncia de su autor original, que ante el abrumador éxito de audiencia se negó a la petición de Rctv de alargar la trama, se le encomendó esta responsabilidad a otros escritores, que continuaron narrando una historia que parecía no tener fin. Por allí pasaron casi todos los libretistas, dialoguistas, directores y personal artístico de la otrora Radio Caracas Televisión, pues fue un dragón de siete cabezas que había que seguir alimentando. La renuncia de Ibsen Martínez puso de manifiesto que en la industria de la TV nadie es imprescindible. Pero a pesar del indiscutible suceso que tuvo en nuestro país,  “Por estas calles” no reportó las ganancias que se esperaban en el extranjero. Tuvo apenas un relativo éxito en Perú y Ecuador. De resto, su localista trama no despertó mayor interés en otras audiencias internacionales. Pero lo que no se puede negar son las virtudes que tuvo este producto audiovisual. 20 años después, habría que hacerse la pregunta de si actualmente se podría hacer una telenovela de ese estilo y magnitud en Venezuela, aún cuando lamentablemente en estas dos décadas no hemos evolucionado mucho como país ni como sociedad. Como dice la canción de Yordano, que sirvió de tema musical a “Por estas calles”, seguimos plagados de pillos, malhechores, corruptos de cuello blanco (o rojo, según la lupa con que se mire) y hay que tener mucho cuidado con las esquinas, no detenerse cuando se camina, pues la seguridad brilla por su ausencia. ¿Qué hacer? Pues como vaya viniendo vamos viendo. ¡Tapada la olla!

 



comments powered by Disqus

 

Debido a la sensibilidad de este tema y por respeto a todos nuestros usuarios decidimos suprimir el módulo de comentarios. Agradecemos su comprensión.


Publicidad


Publicidad