Inicio » Salud y belleza » Sin temor a la balanza

Sin temor a la balanza

Disposición y conocimiento son cruciales para alcanzar el peso deseado.

Emprender un proceso de pérdida de peso requiere más que buena disposición. Es fundamental tener ciertos conocimientos y preferiblemente asesoría experta para hacerlo de la forma adecuada, a fin de evitar efectos rebote y lesiones metabólicas, como, por ejemplo, cuando el metabolismo basal se vuelve más lento. En todo caso, la pérdida de peso debe ser progresiva, precisa el psiquiatra y obesólogo, Rafael Arciniegas, quien ofrece importantes consejos para alcanzar una silueta favorable:

No se plantee metas inalcanzables, solo traerán frustración y abandono del proceso.

No se debe rebajar más de 1,5 kilos por semana.

Comente sus propósitos únicamente a familiares y amigos que lo refuercen positivamente. Absténgase con quienes son “reforzadores negativos”.

Iniciar el proceso en simultáneo con otra persona es más fácil que rebajar en solitario.

Elimine los azúcares (refrescos, dulces, etc.) y las grasas agregadas (aceite, mantequilla, frituras, etc.). Casi con seguridad perderá al menos 1 kilo en 10 días.

Aumente el consumo de proteínas primarias (carnes rojas y blancas) en el desayuno. Producen más saciedad y aceleran el metabolismo.

Coma cada 4 horas: 3 comidas principales y dos meriendas. Opte por meriendas a base de frutas de bajo índice glicémico, como lechosa, melón y cítricos. Son las más recomendadas para bajar de peso.

Coma por horario y no por apetito. Desayune máximo 30 minutos después de despertarse (de lo contrario, el organismo tomará de sus músculos la glucosa que necesita). Almuerce entre las 12 y las 2 de la tarde (después de las 3:00 pm engordará) y cene ligero antes de las 8:30 de la noche.

Cómprese un podómetro y registre sus rutinas. Menos de 10 mil pasos diarios se considera sedentarismo. Incorpore la actividad física y tome en cuenta que el gasto calórico debe ser mayor que la ingesta calórica si quiere bajar de peso.

Si ya tuvo una experiencia exitosa de pérdida de peso en el pasado, úsela como guía. Si no tiene vivencias previas al respecto, es recomendable que busque la asesoría de un especialista.

 NUEVOS HÁBITOS

“Desde la obesología no hablamos de dietas, sino de cambios de hábitos alimenticios y de vida para mantenerse en el peso adecuado. Toda dieta implica eliminar ciertos alimentos y limitar las cantidades de otros. En cambio, desde esta especialidad trabajamos tanto lo nutricional como lo psicológico”, indica el psiquiatra y obesólogo Rafael Arciniegas.

 NOTA: prefiera los métodos de cocción hervidos, asado, a la parrilla y libres de grasa.

Horoscopo semanal